ATC | 45 años de historia en el clúster cerámico

Estamos de aniversario, y para celebrarlo, tenemos un detalle para nuestros asociados. Si no lo recogiste en la cena anual, puedes pasar por la sede de ATC a recogerlo.

El nacimiento oficial de ATC tuvo lugar el 18 de noviembre de 1976. La idea de agrupar a los técnicos de la industria cerámica surgió de un grupo de profesionales que defendieron la necesidad de crear un espacio común que, ayer al igual que hoy, tiene como única meta divulgar los conocimientos científicos y técnicos vinculados con la industria cerámica para que los técnicos cerámicos españoles se mantengan en la vanguardia mundial.

La fundación de ATC llenó el vacío que padecía el sector en cuanto a formación y sirvió de vehículo de comunicación entre los técnicos, prácticamente aislados en sus fábricas, demostrando que los secretos de producción también podían estar a salvo de la competencia a pesar de que los profesionales intercambiaran experiencias. La asociación fue el puente que llevó a la industria desde los procesos y métodos tradicionales a la luz de la ciencia y la tecnología.

En la actualidad, ATC cuenta con más de 500 asociados, entre profesionales y empresas, que pertenecen a los sectores productores de baldosas cerámicas, esmaltes y fritas, maquinaria y bienes de equipo, y, por supuesto, todo tipo de industrias auxiliares. Este apoyo colectivo la convierte en la asociación cerámica con el mayor número de socios de cuantas existen en España.

Hoy, igual que hace ahora 45 años, ATC desarrolla conferencias, jornadas divulgativas, mesas redondas y cursos sobre todos aquellos que más ocupan y preocupan a los técnicos cerámicos. De hecho, ATC fue pionera a la hora de abordar la producción del gres porcelánico, la tecnología de decoración por chorro de tinta o la digitalización de las empresas, por citar solo unos ejemplos

Un amplio programa de actividades que puede llevarse a cabo gracias a la colaboración de ATC con organismos oficiales y empresas privadas, y al que, además de iniciativas deportivas y lúdicas, hay que sumar acciones de carácter cultural tan importantes como el prestigioso Premio Nacional de Cerámica ‘Ciudad de Castellón’.

Una mención especial merece el Congreso Internacional del Técnico Cerámico que, cada dos años y desde 1991, reúne a reconocidos expertos para abordar la coyuntura del sector y buscar herramientas que permitan “adoptar las medidas necesarias para que los técnicos cerámicos, a través de una decidida apuesta por la I+D+i, reinventen el sector. No hay que gestionar las empresas solo con números, sino que, por encima de todo, hay que valorar talento y experiencia”, asegura el actual presidente de ATC, Juan José Montoro, quien ha precedido en el cargo a Juan José Martínez, Salvador Gallego, Jorge Bakali, Carlos Ramos, José Ribera, José María Batán y Maribel López.

ATC muestra en la actualidad una especial sensibilidad con los futuros técnicos cerámicos, por lo que ha creado el Premio ATC Impulsa, con el que se quiere reconocer los trabajos más innovadores de los estudiantes de materias vinculadas al sector cerámico al término de sus estudios o prácticas académicas “para facilitar la entrada al mercado laboral de los nuevos técnicos cerámicos y, de esta manera, que el clúster cerámico continúe siendo reconocidos como líder a nivel mundial”, explica Montoro.

Otra muestra de la vitalidad de ATC es la reciente creación del Foro de Pensamiento con el que se quiere promover el pensamiento crítico y el debate de ideas. Un espacio en el que, contando con ponentes de prestigio, analizar en profundidad y desde varios puntos de vista, cuestiones clave para el sector.

¡Compártelo en tus redes!

Ir arriba
¡Inscríbete!

Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo