ATC concede su Insignia de Oro a Mª José Cabrera y a Carlos Cabrera “por su aportación a la evolución del sector cerámico”

Con la entrega de nuestra Insignia de Oro queremos reconocer de manera pública y oficial el gran trabajo que tanto María José Cabrera como Carlos Cabrera han realizado, a lo largo de sus trayectorias profesionales, en beneficio de la industria cerámica española.

La Asociación Española de Técnicos Cerámicos (ATC) impuso su Insignia de Oro, la máxima distinción que concede la asociación, a María José Cabrera, que en la actualidad ocupa la dirección del departamento de I+D+i de Vidres; y a Carlos Cabrera, director general de la azulejera Ceracasa y heredero de una larga tradición familiar en la industria cerámica que ha hecho historia en la provincia y, de manera muy especial, en la localidad de l’Alcora.

Ambos recibieron el galardón de manos del presidente de ATC, Juan José Montoro, quien asegura que con la entrega “de nuestra Insignia de Oro queremos reconocer de manera pública y oficial el gran trabajo que tanto María José Cabrera como Carlos Cabrera han realizado, a lo largo de sus trayectorias profesionales, en beneficio de la industria cerámica española. Se trata de dos profesionales que, cada uno de ellos desde sus distintos campos de acción, han ayudado a mejorar nuestro sector”. En este sentido, Montoro subraya que el trabajo de ambos “no solo ha beneficiado a sus respectivas empresas, sino al sector cerámico de manera general”.

María José Cabrera es licenciada en Ciencias Químicas por la Universidad de Valencia, trabajó en el Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) durante un periodo de 6 años, y 1998 se incorporó a la empresa Vidres donde, en la actualidad es responsable del departamento de I+D+i coordinando desde dicho departamento los proyectos de investigación e innovación que desarrolla la empresa, algunos de los cuales han sido reconocidos por la Sociedad Española de Cerámica y Vidrio con los premios Alfa de Oro en las ediciones 2006, 2008, 2010, 2012 y 2016.

Carlos Cabrera, por su parte, es un nombre imprescindible en la historia del clúster cerámico castellonense. Se puso al frente de Ceracasa en 1984 y con su trabajo ha logrado convertir la empresa familiar en un claro referente de la calidad y la innovación cerámica al ser pionera en España en la fabricación de gres porcelánico y piezas grandes formatos, así como por el desarrollo de proyectos tan ambiciosos como Bionictile o Emotile, ambos premiado con un Alfa de Oro.

ATC, además, ha impuesto su Insignia de Plata a todos aquellos asociados que a lo largo de 2020 y 2021 han cumplido sus bodas de plata con la asociación. Los galardonados de 2020 han sido Antonio Sos, Beatriz Adell, César Mahiques, Joaquín Piquer, José Antonio Cervera, José Miguel Morte, Lina Pérez, Pedro José García, Silvestre Jiménez y Víctor Manuel Guimerá. Y los de 2021 son Antonio Vidal, Carlos Feliu, Juan Francisco Aparisi, Juan Castera, Juan Carlos Peña, Miguel Ángel López, Pedro Antonio Giménez y Vicente Calpe.

¡Compártelo en tus redes!

Ir arriba
¡Inscríbete!

Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo