“Kralo” Jardín Vertical para Plantas Crasas

Premio Categoría E. Destinado a alumnado cursando Estudios Superiores o Ciclos Formativos en el apartado artístico-cerámico.

Aquí la cerámica imita a las siemprevivas en un aspecto funcional, capaces de crecer en superficies verticales, integradas en este jardín cerámico dónde sus “hojas” se expanden hacía el resto de módulos que conforman el mural.
El proyecto presenta una teselación capaz de cubrir el espacio en su totalidad y crear texturas en una rotación sobre sí misma, dónde cada itinerancia cambia de tamaño conservando la forma original.
Además estas plantas se adaptan mejor a recipientes de barro, ya que permiten que el sustrato seque mucho más rápido y no generen excesos de agua.

Es un conjunto que representa la geometría fractal presente en la naturaleza, siguiendo sus patrones de evolución en el crecimiento exponencial de la secuencia Fibonacci.
Las posiciones se basan en una filotaxia específica (es decir, el orden de las hojas) mediante rotaciones progresivas de la proporción áurea, phi (ϕ).
Cuando la naturaleza utiliza el ángulo dorado como estrategia de crecimiento, conduce a la formación de patrones en espiral, que incluyen piñas, girasoles, alcachofas, palmeras y muchas suculentas.

Crecen en una combinación de materiales orgánicos como la tierra de siembra, arena y gravilla, y se adaptan perfectamente para su cultivo en contenedores, macetas o tiestos.
Asimismo pueden estar en cualquier tipo de ubicación, como por ejemplo en balcones, patios, terrazas e incluso en interiores, siempre y cuando tengan una luz fuerte o sol directo.

Todo este proyecto está diseñado cuidadosamente en su conjunto para la realización de un jardín vertical sostenible, donde a su vez se combinan de procesos de trabajo e impresión 3D que María utiliza para la creación de sus piezas cerámicas y dan lugar a estos muros verdes.

¡Compártelo en tus redes!

Ir arriba
¡Inscríbete!

Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo